Clientes convenciendo a Clientes. Esto no es marketing, es la vida misma

Todos sabemos que el sector de la distribución de vehículos es un mercado muy competitivo, y más aún, en un momento crítico como el actual, donde a los nuevos hábitos del consumidor, se le suma la aparición de nuevos players que intentan adentrarse en el negocio de la venta de vehículos focalizando su modelo de negocio exclusivamente en el entorno online.

Algunos de estos nuevos actores, como por ejemplo el caso del gigante “Amazon” entre otras plataformas digitales, intentan penetrar en el sector implementando modelos de venta totalmente digitalizados, pero de momento, tan sólo pueden cubrir parte de las necesidades del cliente, ya que al no disponer de un stock de vehículos propios, sólo pueden cerrar la venta ayudándose de algunos concesionarios que estratégicamente intentan seleccionar dependiendo de la demanda que les surja, intentando capturar parte de los beneficios de estos, donde los márgenes en las ventas ya son bastante reducidos. Y si pudiesen, dejarían al concesionario actual “fuera de juego”, buscando la obsolescencia de su modelo de negocio, y adaptando todo el proceso de venta a un modelo 100% online.

Existe un mundo lleno de oportunidades para permanecer en el mercado de la venta de vehículos, e incluso crecer.

Como profesional del sector, deberás entender que ante la irrupción de estos nuevos actores que “intentan mejorar” la experiencia de compra del cliente adaptándose a sus nuevos hábitos, no puedes permanecer paralizado ante la incertidumbre que todos estos cambios te pueden estar generando si no se afrontan con decisión. Y debes saber que ante todo esto, existe un mundo lleno de oportunidades para permanecer en el mercado de la venta de vehículos, e incluso crecer, ya que el concesionario tiene mucho terreno ganado respecto a estos nuevos players, y puede competir con ellos en su mismo terreno virtual si se dispone de las herramientas digitales adecuadas, además de una actitud adecuada para evolucionar junto al sector y al mercado.

El reto está en superar cualquier expectativa que el cliente tenga en su experiencia de compra, de este modo, no se podrá ser superado por los nuevos jugadores que intentan basar la experiencia del cliente en un modelo 100% digitalizado y que de momento no pueden conseguir.

Pero con esto, no podemos auto-engañarnos y olvidar que hasta que el cliente pone su primer pie dentro de la exposición de nuestro concesionario, es necesario haber realizado un trabajo previo, utilizando herramientas que te permitan estar en el mismo lugar donde ahora se encuentran tus clientes, los cuales transitan por la red recabando toda la información que necesitan antes de dar el paso definitivo a la compra.

Para ello, no existe mejor solución que desplegar a todo tu equipo de profesionales a través de los distintos canales que Internet ofrece para llegar y estar presente en cada uno de los puntos de contacto posibles, entablar una relación transparente con tus potenciales clientes, y ayudarles en lo que necesiten, para que posteriormente decidan y nos elijan como su concesionario de confianza, donde acudir para cerrar la compra de su nuevo vehículo.

 

Las personas confiamos en las opiniones de otras personas de nuestro entorno…

Ya sabes que para el cliente, buscar un concesionario de confianza ante la decisión de compra, es un momento muy importante, y muestra de ello es que cada día son más las personas que dedican parte de su tiempo a buscar contenido generado por otras personas frente a la pantalla de su ordenador, tablet o móvil. Donde otros que ya han recibido algún servicio como el que ofrecemos en nuestro concesionario, o han comprado un vehículo similar al que se desea comprar, cuenten sus experiencias vividas tras realizar la compra o recibir dicho servicio.

Como regla general, las personas confiamos en las opiniones de otras personas de nuestro entorno, incluyendo familiares, conocidos, compañeros de trabajo, amigos, y otras personas con las que nos encontramos conectados a través de alguna red social; y esto no es por casualidad, sino porque las personas suelen contar algo que las empresas y profesionales no pueden ofrecer a sus potenciales clientes, como son, experiencias reales.

 

Las personas cada día más, comparten sus experiencias vividas a través de Internet, al igual que hace unos años las compartían tan solo con familiares y conocidos en el trabajo, en un bar o en una reunión familiar.

 

Por lo tanto, estar presente y divulgar el mensaje adecuado en los diferentes puntos por donde pasarán los consumidores durante su viaje de compra, te ahorrará tiempo y dinero, consiguiendo a la misma vez transparencia y credibilidad en tus mensajes. Ya que, las personas somos seres sociales por naturaleza, y existen numerosos estudios como la “Encuesta Global de Confianza en la Publicidad”, elaborada por Nielsen,  donde está más que comprobado que las opiniones de los demás afectan en las decisiones que se toman día a día, bien sea antes de comprar un producto o antes de buscar a un profesional de confianza para que nos preste un determinado servicio.

Todo lo expuesto tiene un sentido lógico, dado que la gente antes de comprar un producto o recibir un servicio, busca conocer cómo le ha ido a otros, bien sea tras haber comido en un restaurante, haber leído un libro, haber comprado un determinado modelo de coche o pasado unos días en una determinada ciudad u hotel.

Las personas cada día más, comparten sus experiencias vividas a través de internet, al igual que hace unos años las compartían tan solo con familiares y conocidos en el trabajo, en un bar o en una reunión familiar. Las personas confían en personas, y tu concesionario y equipo de profesionales deben saber sacar todo el potencial de las opiniones realizadas por tus clientes, a la vez que estos las van compartiendo por los distintos canales que Internet les ofrece.

Todo esto es válido para cualquier concesionario, profesional o marca, por lo que, qué mejor manera de aprovechar lo que nuestros clientes dicen y más valoran de su experiencia en nuestro concesionario, para que sean ellos mismos quienes difundan y distribuyan el mensaje, posicionando nuestra marca en los diferentes puntos que Internet ofrece por donde posteriormente pasarán otros potenciales clientes buscando información y profesionales que les generen confianza, para saber dónde acudir a comprar su próximo coche, o recibir un servicio determinado de los que ofreces en postventa.

Por lo tanto, dale cabida y aprovecha la voz del cliente para que sea él quien ayude a decidir a otros clientes que durante su fase de búsqueda se encuentran indecisos ante tal elección. Y, como habrás podido ver al inicio de este post, con Trikomer “los clientes convencen a otros clientes, y esto no es marketing, es la vida real”. Recuerda lo que dejaba sentenciado hace unos años Philip Kotler, cuando decía que:

La mejor publicidad es la que hacen los clientes satisfechos

 

¿Estás listo para dar cabida en tu concesionario a la voz de tus clientes, y que sean ellos los que vendan por ti? Solicita sin ningún tipo de compromiso una prueba gratuita de Trikomer. Un asesor personal se pondrá en contacto contigo para guiarte.