En los últimos años las redes sociales se han convertido en uno de los principales canales de comunicación y de difusión de contenidos. Todo parecía fácil para llegar a la audiencia, al consumidor final. Tan sólo era necesario generar contenido de nuestra marca, concesionario y/o grupo, establecer un calendario de publicaciones en cada una de las redes sociales donde se tenía presencia, y… ¡Vualá! Se obtenían buenos resultados 🙂

Pero, de un tiempo a esta parte, los cambios en estas mismas redes son constantes y revolucionarios, resultando tremendamente caro llegar a la audiencia previamente definida, teniendo que ir aumentando el presupuesto constantemente para obtener unos resultados semejantes a los de hace unos años. 

Posiblemente si quieres obtener buenos resultados, en tu empresa cada cierto tiempo se definen nuevas estrategias y se invierte en nuevas herramientas, y se desarrollan los planes de marketing para estar al día. Pero todo se vuelve a caer de la noche a la mañana. Las métricas no nos dan los resultados que esperábamos 🙁, como consecuencia de nuevos cambios introducidos en los algoritmos de estas mismas redes sociales, que limitan cada día más el porcentaje de la audiencia que ve tus publicaciones.

Ahora no vale con crear una audiencia que esté bien definida con el paso del tiempo, y compartir nuestro contenido, porque los algoritmos cada vez más están limitando la visibilidad del mismo. Y, no es porque Facebook o Twitter esté conspirando en contra tuya o de tu empresa, es que cada día las redes sociales están más saturadas de fotos, vídeos, mensajes, noticias,… y no todo ello pasa el filtro.

Para poder esquivar todo esto, y continuar en la dinámica de llegar a una audiencia bien segmentada y de calidad, que pueda compartirse tu contenido y supervisarlo todo de una manera sencilla, hay un camino, y es invertir más dinero en anuncios, que es lo que te dará buenos resultados que podrás medir de una manera muy objetiva.

Hay otra manera de ampliar exponencialmente los resultados de tus campañas en redes sociales a un coste mucho más barato.

Pero también, hay una manera de ampliar exponencialmente esos resultados a un coste mucho más barato. Sí, la hay. Y es expandir el alcance de tu contenido convirtiendo a los empleados en embajadores de la marca. Animando e incentivando a los miembros de tus equipos para que compartan los mensajes lanzados por tu concesionario y/o marca, a través de sus propias cuentas personales en las redes sociales donde tengan presencia.

Los mensajes lanzados desde cuentas personales tienen un alcance diez veces mayor, muy posiblemente, si revisas las cuentas personales de tus empleados en las redes, te podrás percatar de que más de uno de ellos supera en número de contactos y de seguidores a la cuenta de tu concesionario, y aunque no sea así, sí estamos seguros de que estos contactos son de mayor calidad. Además, los contenidos individuales tienen más repercusión que los de las empresas, especialmente en Facebook y LinkedIn, porque inspiran más confianza, porque las personas confían en personas, y además, eluden la mayoría de los filtros impuestos por los algoritmos establecidos por las propias redes sociales.

embajadores_de_marca_trikomer_concesionarios_marketing

Pero todo esto hay que hacerlo con sentido común y no forzar a los empleados para tener que hacerlo. No olvides que no se le puede obligar a un empleado a que comparta contenido de la empresa, ni a que hable bien de la marca. Ellos son quienes tienen que querer compartir las publicaciones realizadas por la empresa voluntariamente. Nadie quiere ser acosado para que publique sobre su marca, así que no se puede convertir en una tarea obligatoria. Si lo perciben como una imposición, lo tratarán como tal. Pero lo que sí se puede es facilitar herramientas como Trikomer para que esto suceda, y a ellos mismos les incentive hacerlo.

Los empleados de una empresa son el mejor aliado para alcanzar una gran difusión, si están contentos y se sienten integrados, pueden llegar a ser los mejores relaciones públicas de tu concesionario y marca, es como tener un ejército distribuyendo información por la red, pero para ello hay que hacerlos partícipes de la actividad.

Y, con todo lo expuesto, te podrás estar preguntando: ¿cómo lo hago para que ellos mismos quieran hacerlo? A continuación te dejamos algunas ideas:

Motívalos

La mayoría de las veces a los empleados no es necesario andar imponiéndoles las cosas, basta con sugerírselas y/o aconsejarlas. Muchas veces no se llega a implementar el uso de las redes sociales porque a los empleados no se les hace partícipes, ni se les comenta la gran importancia que tienen, tanto para la marca, para la empresa, como para ellos mismos.

 

A quienes no dispongan de cuentas personales, ayúdales a crearlas, al menos en Facebook, LinkedIn y/o Twitter

Estás son tres redes generalistas donde se sentirán más cómodos, ya que la mayoría de sus familiares, amigos y compañeros de trabajo tendrán presencia en ellas.

 

Intégralos en la estrategia del concesionario en redes sociales

Hazlos protagonistas del contenido que se genere, podrás mostrar casos de éxito del concesionario o de la marca donde ellos estén presentes, como los suyos propios. Dales su espacio dentro del concesionario. Puedes compartir imágenes de cómo se trabaja, entrevistas con los empleados, los vídeos de aquellos momentos de trabajo y de ocio en equipo,… intégralos. Ellos son los verdaderos promotores de la marca y del concesionario, son los que están en contacto directo día a día con los clientes, hazlos partícipes de ello en el contenido que se genere.

 

Encuentros presenciales y formación.

Prepara encuentros físicos con el responsable del departamento de marketing online, para concienciar de la importancia que pueden llegar a tener para ellos las redes sociales en el plano profesional, como profesionales las redes sociales les servirán para posicionarse y tener más visibilidad. Al fin y al cabo están todo el día en busca de clientes. Y a través de las redes sociales tendrán la oportunidad de conocer a muchos potenciales clientes. Es más probable que les realicen a ellos una consulta directa a través de una red social, que el ponerse en conversación con el concesionario o con la marca. Las personas, como dijimos antes, confiamos en personas, no en logos.

Respecto a la formación, no es necesario formarlos como expertos, no hace falta impartir y formar a un empleado en cada técnica o estrategia a la hora de usar las redes, para eso ya está el Community Manager o el responsable del departamento, simplemente habrá que mostrarles los conceptos más básicos, el conjunto de consejos de uso, buenas prácticas y costumbres de las diferentes redes que vayan a utilizar, y el cómo actuar en situaciones más concretas como usuarios de las mismas. Sin olvidar comentar cuales son los objetivos en cada momento. Con esto  sería suficiente.

 

Por lo tanto, contar con nuestro equipo de empleados como aliados en las redes sociales será beneficioso para ambas partes, tanto para ellos, como hemos comentado anteriormente, ya que podrán comenzar a mantener relaciones comerciales con potenciales clientes durante el viaje de compra de estos posicionándose a su lado, como para nuestra empresa, potenciando el crecimiento y la difusión de los mensajes y contenido propio de nuestra marca. Lo que contribuye a aumentar los clientes y extender la red de contactos cualificados, además de otros muchos beneficios.

Por todo eso, es básico concienciarlos de su papel y de todas las ventajas que conlleva estar ahí, donde está el cliente de forma activa. Al fin y al cabo, no tiene sentido que el consumidor sea digital, la marca y el concesionario cada vez sean también más digitales, y los profesionales que conforman nuestros equipos no sean diestros en habilidades digitales.

Desde Trikomer, por experiencia propia, cada vez que implementamos nuestra herramienta en un concesionario o grupo, y se les ayuda a implementar su manejo y uso para optimizar los resultados, los datos demuestran que los profesionales tanto de ventas como en postventa salen muy concienciados y motivados con los beneficios que les aporta el ser diestros en habilidades digitales. La mayoría de las veces, tan solo hay que mostrarles el camino, por lo que no dudes, en contactar con nosotros y solicitar una prueba gratuita.

 

¿LISTO PARA DESPLEGAR A TODO TU EQUIPO DE VENTAS Y DARLE CABIDA A LA VOZ DEL CLIENTE EN TU CONCESIONARIO? SOLICITA GRATIS UNA PRUEBA DE TRIKOMER AHORA